HMOs en la salud maternal y prenatal: Un nuevo enfoque

jul. 19,2021

HMOs en la salud maternal y prenatal: Un nuevo enfoque

Los oligosacáridos de la leche humana (HMOs) se han identificado en el líquido amniótico por primera vez, lo que significa que los fetos están expuestos a los compuestos en el útero.

Investigaciones previas habían encontrado HMOs en la orina y la sangre materna durante el embarazo, pero estos nuevos hallazgos, publicados en Frontiers in Pediatrics, abren un campo de investigación completamente nuevo, señalan los expertos. 

Al expandir el enfoque más allá de los beneficios posnatales, se presentan oportunidades de investigación y desarrollo para el mercado de fórmulas para lactantes. Por ejemplo, los HMOs pueden tener el potencial de añadirse a las fórmulas para bebés nacidos prematuramente.

Los HMOs son carbohidratos complejos bastante abundantes en la leche materna. Por el momento, la Unión Europea y Estados Unidos han aprobado dos de los más de 15 oligosacáridos de la leche humana identificados para utilizarse comercialmente como fórmula infantil, uno de ellos es el 2'-fucosillactosa.

Ahora, un número cada vez mayor de proveedores incluyen HMOs en sus fórmulas infantiles para imitar la complejidad de la leche materna, como FrieslandCampina DOMO, Jennewein Biotechnologie, BASF y DuPont.

HMOs en la salud maternal y prenatal: Un nuevo enfoque

Recientemente, la Universidad de California en San Diego realizó un estudio con 48 mujeres embarazadas, con el objetivo de analizar muestras de orina previas al parto, líquido amniótico durante cesáreas planificadas o después de la ruptura espontánea de la membrana, así como leche materna cuatro días después del nacimiento.

Los investigadores encontraron que varios HMOs, incluidos 2′-fucosillactosa, 3-fucosillactosa, difucosillactosa y 6′-sialilactosa, estaban presentes en el líquido amniótico. ¿Qué significa esto para la industria de la nutrición infantil?

Los HMOs en el líquido amniótico pueden actuar como prebióticos y contribuir a dar forma al microbioma del líquido, además de sentar las bases para el desarrollo del microbioma infantil en el posparto, lo que puede influir en la salud y el riesgo de contraer enfermedades a lo largo de la vida.

Además, los HMOs en la orina materna y el líquido amniótico también pueden servir como antimicrobianos y antiadherentes, ayudando a combatir las infecciones y la inflamación, así como reducir el riesgo de corioamnionitis y parto prematuro.

Hasta ahora, la investigación de los HMOs se ha centrado en los efectos de los compuestos después del nacimiento, pero con este hallazgo, las áreas de investigación podrían expandirse hacia la salud materna y prenatal.

"Si los HMOs están presentes en el líquido amniótico y las investigaciones futuras muestran que tienen un impacto en la salud prenatal y/o postnatal, tendría sentido agregar HMOs a las fórmulas para prematuros, a los fortificantes de la leche materna y a las fórmulas para bebés prematuros", declaró Sandra Einerhand, fundadora de Einerhand Science & Innovation BV, a NutritionInsight.

En caso de que la dieta materna afecte la composición del líquido amniótico y posteriormente esto altere la salud de la madre o el bebé, entonces también se podrían agregar HMOs a los productos para mujeres embarazadas y lactantes.

"Por supuesto, todo esto depende del resultado de más investigaciones", enfatiza Einerhand. Dichos estudios también podrían abrir el camino para utilizar HMOs en el líquido amniótico como marcador de riesgo de parto prematuro.

HMOs: inversión en investigación y desarrollo 

Si bien la leche materna es la forma más nutritiva y aconsejable de alimentar a un bebé durante los primeros seis meses de vida, como aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen situaciones que requieren sustitutos de leche materna, por ello, el interés por los HMOs atrae cada vez más inversiones e investigación. 

La importancia del microbioma y el papel de los HMOs en el fortalecimiento de la salud es uno de los enfoques que más han cobrado relevancia. Por ejemplo, un estudio de octubre de 2018 señala que el desarrollo de un microbioma saludable depende de que, durante los primeros dos años y medio de vida, se tenga un abundante nivel de Bifidobacterium en la leche materna, lo cual ayuda a dar forma a un intestino sano.

Jennewein Biotechnologie e Inner Mongolia Yili Industrial Group (Yili Group), la principal compañía láctea de China, firmaron un protocolo de intenciones sobre la investigación del microbioma infantil y los HMOs, un proyecto que podría acelerar y agilizar el progreso de esta área de investigación.

 HMOs en la salud maternal y prenatal: Un nuevo enfoque

El objetivo de esta alianza es desarrollar una fórmula infantil innovadora y productos lácteos diseñados específicamente para el mercado chino, el mercado más grande de alimentos para bebés a nivel mundial.

Según el acuerdo, Jennewein Biotechnologie proporcionará los HMOs y contribuirá con la experiencia en la investigación, mientras que Yili Group complementará "la fructífera cooperación con su amplio y profundo conocimiento sobre la composición de la leche humana y el microbioma, en particular en la población china, y su experiencia en el desarrollo de fórmulas infantiles y productos lácteos para el mercado chino", explica el Dr. Hue-Tran Hornig-Do, encargado de la comunicación científica de Jennewein.

Otras colaboraciones recientes en materia de microbiomas es la que establecieron BASF y la Universidad de California Davis (UC Davis), quienes desarrollarán y validarán moléculas de HMOs de segunda generación como potentes compuestos bioactivos con el objetivo de fortalecer la relación entre el intestino y el cerebro.

Fuente:

https://www.nutritioninsight.com/news/hmos-in-maternal-and-prenatal-applications-study-uncovers-presence-in-amniotic-fluid.html