Los HMOs en fórmulas infantiles

Apr 30,2021

Los HMOs en fórmulas infantiles

Un nuevo informe, publicado a finales de agosto de 2018, reúne todos los principales estudios y ensayos clínicos sobre los oligosacáridos de la leche materna (HMOs) realizados en Europa desde 1990 hasta la fecha.

La composición de la leche materna es única, pues además de ser el alimento ideal, también aporta nutrientes para el saludable crecimiento y desarrollo de los bebés; además, contiene miles de sustancias bioactivas, incluidos los oligosacáridos de la leche materna, que son carbohidratos no digeribles.

Pese a tener poco valor nutrimental, los HMOs son el tercer componente sólido más grande en la leche materna, después de la lactosa y los lípidos.

Los HMOs en fórmulas infantiles

Aunque los datos clínicos son limitados, añadir HMOs a la fórmula infantil es seguro y tolerado por los bebés, lo cual ayuda a fomentar un crecimiento normal a la par de traer beneficios para la salud.

La cantidad de HMOs presentes en la leche materna es un proceso dinámico que depende de varios factores, como la duración de la lactancia, el entorno y los factores genéticos.

Los oligosacáridos de la leche materna favorecen el desarrollo del sistema inmunológico y brindan protección contra enfermedades infecciosas, ya sea de manera directa a través de la interacción de las células epiteliales intestinales, o indirectamente a través de la regulación de la microbiota intestinal, incluida la estimulación de las bifidobacterias.

Es probable que la cantidad de HMOs presentes en la leche materna y la leche de vaca y, por lo tanto, en la fórmula infantil a base de leche de vaca, explique las diferencias en la salud de los bebés alimentados con fórmula y aquellos que son amamantados.

Recientemente, los científicos y la industria lograron producir los primeros HMOs estructuralmente idénticos a los de la leche materna, los cuales resisten al frío y al calor, y no se ven afectados por la pasteurización y la liofilización.

En 2015, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria concluyó que dos cepas importantes de HMOs, 2’-FL y LNnT, son seguras para añadir en las fórmulas infantiles. El nuevo informe se enfoca en estudios preclínicos y observacionales de estas dos cepas y analiza en particular la modificación de la microbiota intestinal, los antimicrobianos antiadherentes, la regulación de la respuesta de las células epiteliales intestinales, la regulación de la respuesta inmune, el desarrollo cerebral y la adaptación intestinal.

Los HMOs en fórmulas infantiles

El informe señala que los oligosacáridos de la leche materna actúan como receptores señuelo solubles que bloquean la unión de parásitos patógenos virales, bacterianos o protozoarios a los azúcares de la superficie de las células epiteliales, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades infecciosas en el intestino, las vías respiratorias y las vías urinarias.

Además, los HMOs también alteran las respuestas de las células inmunitarias y epiteliales del huésped, lo que trae potenciales beneficios para los recién nacidos.

La incorporación de los oligosacáridos en las fórmulas es un paso adelante para acercarlas a los beneficios de la leche materna.

Fuente:

Oligosacáridos de la leche materna: 2'-fucosillactosa (2'-FL) y lacto-N-neotetraosa (LNnT) en fórmulas para lactantes. Vandenplas Y, Berger B, Carnielli VP, Ksiazyk J, Lagström H, Sanchez Luna M, Migacheva N, Mosselmans JM, Picaud JC, Possner M, Singhal A, Wabitsch M. Nutrients (2018)

Link: https://www.nestlenutrition-institute.org/resources/publication-series/publications/article/human-milk-oligosaccharides-20-fucosyllactose-(20-fl)-and-lacto-n-neotetraose-(lnnt)-in-infant-formula